//PODER JUDICIAL DEL ESTADO DE PUEBLA REFUERZA LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA

PODER JUDICIAL DEL ESTADO DE PUEBLA REFUERZA LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA

Héctor Sánchez, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura en compañía de la Magistrada María Belinda Aguilar Directora del Instituto de Estudios Judiciales y el Doctor en Ciencias Sociales Arturo Sotelo Gutiérrez, clausuraron el curso “Sobre Género y Derecho: Principios, Discusiones y Aplicaciones”, que se impartió a juezas y jueces del interior del Estado y la capital con la finalidad de continuar implementando acciones que refuercen la perspectiva de género en las sentencias.

En su mensaje Sánchez Sánchez comentó: “Hemos estado trabajando a favor de la igualdad sustantiva, hoy tenemos una tarea muy importante para combatir la violencia de género, expreso mi mayor reconocimiento a cada uno de ustedes por estar en este curso, estoy seguro que se verá reflejado en sus resoluciones y en la impartición de justicia, otro de los objetivos de este curso es impulsar el cambio, debemos ser vectores, que los conocimientos sean parte de nuestro día a día”.

Durante su intervención la Magistrada Belinda Aguilar mencionó “La reforma constitucional del año 2011 establece la obligación de las y los impartidores de justicia, su relevancia en el respeto, la protección y la garantía de los Derechos Humanos en el ámbito de la administración de justicia, resalta el derecho humano a la igualdad, en este contexto y con el apoyo de la Universidad Nacional Autónoma de México se diseñó este curso”.

Para el Poder Judicial es primordial seguir otorgando cursos que garanticen una impartición de justicia con consciencia social y así fortalecer la consolidación del Sistema de Penal Acusatorio; además de transversalizar e institucionalizar la perspectiva de género en las y los impartidores de justicia.

En el evento estuvieron presentes jueces y juezas quienes tomaron el curso con una duración de 42 horas, de esta manera el TSJ garantiza a las mujeres y hombres, sin ninguna distinción, el acceso efectivo a la justicia con perspectiva de género.

ETIQUETAS: