//Es de muy Buena Fuente

Es de muy Buena Fuente

Sin dinero, Cárdenas en riesgo

Ahora que es candidato “ciudadano”, Enrique Cárdenas Sánchez se enfrentará a los viejos vicios de la política. Esos, a los que tanto ha criticado y combatido y de los que no quiere formar parte.

Peeeeero, no es por molestar:

¿Qué elementos son necesarios para ganar elecciones?

Me refiero a la compra de votos; clientelismo político y movilización electoral.

Y para eso, se necesita dinero, mucho dinero, pero mucho dinero.

Y ese dinero no se obtiene del sueldo del candidato, su pensión o sus ahorros. Tampoco de las aportaciones voluntarias de los militantes de los partidos político.

Y el dinero, se obtiene de aportaciones “voluntarias” de personas interesadas en que gane el candidato, a cambio de obras y servicios durante su gobierno.

Veamos: Para la movilización del día de las elecciones, es decir para la compra de votos, es decir, para ser competitivos y con posibilidades de ganar, se necesitan al menos 300 millones de pesos, sin facturas o recibos y en efectivo.

Cárdenas no los tiene.

Necesita que alguien o algunos le aporten esa cantidad.

Si está dispuesto a negociar, a recibir ese dinero y luego a pagar a los “inversionistas”, entonces ya no será candidato ciudadano y menos independiente.

Será, igual que todos.

Porque si Cárdenas y sus operadores creen que las elecciones se ganan con la participación libre y democrática de los poblanos, pues que recuerde cómo le fue hace un año cuando quiso ser candidato independiente, que literal: “nadie lo peló”.

Casos extraordinarios son los de Vicente Fox y Andrés Manuel López Obrador, quienes ganaron por circunstancias históricas del momento y del país. Inclusive por lo que ambos representaron con su carisma y lista de promesas.

Fox AMLO fueron excelente candidatos.

Y con todo respeto, el doctor Cárdena, no es ni uno ni el otro.

Punto.

He dicho y he escrito.

Ni Obama

¿Cómo se atreve Mario, El Precioso, Marín a echar a perder el inicio de la campaña de Alberto Jiménez Merino candidato del PRI a gobernador. Si quiere ayudarlo, que trabaje en operación política y no se luzca junto al aspirante. Si bien a Marín lo ovacionaron priistas gritones y alquilados, la verdad es que el repudio social del que es objeto, resulta superior. La neta, a “El Precioso”, no lo quiere ni Obama.

El Verdugo.

La operación cicatriz de la que habla el presidente del PAN Marko Cortés, tendrá resultados inútiles. Es imposible que el panismo conviva con el morenovallismo a menos que les devuelvan la candidatura a gobernador. O sea, que quiten a Enrique Cárdenas y pongan a Guillermo Velázquez. La verdad, no sé siMarko es inocente o pen… El Verdugo dice: Creo que lo segundo.

Es todo por hoy.